Mi poesía es más valiente que yo, en ella cabe un mundo de sensualidad que no siempre es metáfora.

Un extraño equilibrio entre lo pagano y lo cristiano.

Una turbación que es canto último y heterodoxia.

Pablo García Baena

Fotografía John-Mark Smith